Foto de portada: Operativo para la retirada de un nido de avispa asiática (Vespa velutina) en Aragón. Fuente:DGA

El Departamento de Medio Ambiente y Turismo de Aragón retiró el pasado año un total de 16 nidos de avispa asiática, lo que representa más de la mitad de los nidos detecta desde su primera aparición.

A lo largo del año 2023, la presencia de la avispa asiática (Vespa velutina) ha experimentado un notable aumento en la Comunidad Autónoma de Aragón, concentrándose especialmente en las comarcas de la Jacetania, Cinco Villas y el Prepirineo. Este aumento podría atribuirse a las suaves temperaturas registradas durante el invierno de 2022-2023.

Cuando un ciudadano identifica la presencia de un nido de avispa asiática, se activa un dispositivo para llevar a cabo una inspección y coordinar la actuación para la retirada y eliminación de los nidos, con la colaboración de Agentes de Protección de la Naturaleza (APN), técnicos del Gobierno de Aragón y, en algunos casos, con el apoyo de bomberos y otros colaboradores. La eliminación de los nidos se realiza siguiendo estrictas pautas de seguridad para garantizar una retirada exitosa.

 

Especie exótica invasora

Originaria de Asia, la avispa asiática ha llegado a otras partes del mundo como polizón en barcos, propagándose posteriormente de manera natural. Esta especie depreda sobre avispas, abejas y otros insectos, constituyendo un peligro para el equilibrio de los ecosistemas. Su capacidad de dispersión y su problemática motivaron su inclusión en el Catálogo español de especies exóticas invasoras (Real Decreto 630/2013).

Tanto su aspecto exterior como sus nidos pueden llevar a confusiones con ejemplares y nidos de especies autóctonas. La peligrosidad de la avispa asiática para las personas no es superior a la de otras avispas autóctonas, no ataca si no se las molesta, por lo que es importante no manipular sus nidos y mantener siempre una distancia prudencial.

El ciclo de esta especie es anual. En primavera, las hembras fértiles que han emergido en el otoño del año anterior buscan un hueco donde realizar el nido primario, un nido muy pequeño, como de papel maché, ubicado en un lugar protegido (construcciones, tejados, ventanas, etc.), y con forma de «paraguas» inicialmente y luego envuelto. Conforme van eclosionando las larvas y emergen las primeras obreras, ayudan en la búsqueda de alimento y en la ampliación del nido. Llegado el verano suelen buscar otra ubicación para la construcción del nido secundario, mucho más grande, en inicio se parece a un balón y, posteriormente, puede llegar a alcanzar 1 metro de alto.

Foto izqda. Nido primario (Wikimedia Commons). Central: Nido secundario (JMMartínez, DGA). Imagen dcha: nido abandonado (Ana Vaquero, DGA)

Este nido suelen ubicarlo a gran altura en las copas de los árboles, su forma es regular, de gran tamaño y el diámetro de sus celdillas es grande. Todas las avispas salen y entran al nido por un  pequeño orificio redondo situado en un lateral, en el tercio inferior.

En otoño emerge la generación sexuada: machos y jóvenes reinas. Una vez se aparean, los machos mueren, las nuevas reinas abandonan el nido y pasan el invierno en sitios protegidos (huecos en troncos, en la hojarasca, bajo tejas, etc.). Los nidos abandonados no son reutilizados.

Evolución de la especie en Aragón

La detección de la especie en Aragón se remonta al año 2016 y, aunque su incidencia es menor que en otros puntos de España, Aragón continúa trabajando en la detección de ejemplares y nidos para evitar su propagación.

Aragón no es un entorno propicio para esta especie debido a su climatología. La avispa asiática prefiere climas atlánticos, húmedos y sin heladas, por lo que su colonización se limita principalmente a comarcas pirenaicas, especialmente la Jacetania. Factores como el cierzo, las bajas temperaturas y el calor intenso no favorecen su expansión.

Su presencia se concentra principalmente en las zonas de menor altitud de las comarcas de la Jacetania y Altas Cinco Villas. Desde 2016, se han retirado alrededor de 30 nidos gracias a la colaboración de los Agentes de Protección de la Naturaleza, técnicos del Gobierno de Aragón y bomberos. De estos, 16 nidos corresponden al pasado año, 2023.

Desde la detección del primer nido en Salvatierra de Esca en 2016 se han localizado nidos de manera aislada, principalmente en la comarca de Jacetania, destacando su presencia en Sigüés y Salvatierra de Esca. A partir de 2022, se ha observado un aumento en el número de nidos, la mayoría en el municipio de Salvatierra de Esca, pero con cierta expansión posterior.

En 2023, este territorio se ha ampliado, detectando nidos en nuevas zonas como Asín, Luesia, Sos del Rey Católico y Uncastillo en la comarca de las Cinco Villas; Aísa, Ansó, Castiello de Jaca, Javierregay, Sigüés y Embún en la comarca de la Jacetania; y nuevas localizaciones en la comarca de Ribagorza, como Sopeira, Beranuy, Secastilla y Torre la Ribera. Esta expansión puede atribuirse al invierno suave de 2022-2023, que permitió la supervivencia de un mayor número de reinas invernantes. Dada la situación invernal actual, se anticipa una posible dispersión radial hacia nuevas zonas si más reinas sobreviven al invierno.

En total, en 2023, se han encontrado y eliminado 16 nidos, la mayoría de ellos nidos secundarios, de grandes dimensiones, lo que supone más de la mitad de los nidos desde su primera detección en 2016.

¿Qué hago si detecto un nido y/o ejemplares?

Lo primero de todo es saber diferenciar correctamente a la especie y las características de sus nidos y es que, a pesar de su tamaño, existen dos avispones autóctonos todavía más grandes: Vespa crabro tiene un abdomen donde domina el color amarillo claro y Megascolia maculata presenta cuatro grandes manchas amarillas en el abdomen.

Numerosas citas erróneas, tanto de ejemplares como de nidos, son fruto de confusiones con especies autóctonas debido a la semejanza en unos y otros casos con la especie asiática. Para más información se puede consultar material divulgativo:

Enlace al folleto

Enlace al cartel

Cualquier avistamiento sospechoso debe ser reportado a los Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón o a los Servicios Provinciales de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Huesca (Tel 974 293206), Zaragoza (Tel. 976 714600) o Teruel (Tel. 978 641150), preferiblemente con fotografías para una identificación rápida.

También puede contactarse al correo invasoras@aragon.es o subirlas a la página http://mapadeavispas.com/